La ciudad real de Saint-Germain-en-Laye

Saint-Germain-en-Laye irradia Yvelines con su pasado real, así como su entorno de vida agradable.

Fue Luis VI, conocido como el Gordo, quien tomó la decisión en 1124 de construir el castillo de Saint-Germain-en-Laye. Luis VII le dio el título de residencia y desde aquel momento casi todos los reyes de Francia se alojaron allí hasta 1682, cuando Luis XIV abandonó definitivamente Saint-Germain por Versalles.

Los residentes más famosos del Château-Vieux fueron Luis IX, conocido como San Luis, que construyó la capilla; Francisco I, que marcó el lugar con un estilo renacentista; Enrique II, que decidió la construcción del Château-Neuf bajo el Château-Vieux; Enrique IV, que se alojó allí regularmente; y Luis XIII, que murió allí.

En cuanto a Luis XIV, nacido el 5 de septiembre de 1638 en el Château-Neuf, estableció su residencia habitual en el Château-Vieux desde 1666 a 1681 y dio a Saint-Germain un impulso sin precedentes. Numerosos palacetes son testigos de aquella época. Entre ellos, el palacete de la marquesa de Maintenon, situado en la calle Vieil-Abreuvoir, es sin duda uno de los más característicos.

También se han alojado muchas celebridades del mundo artístico, músicos como Claude Debussy, Lulli, Mozart, pintores como Maurice Denis y los hermanos Vera, etc.

El mayor centro comercial al aire libre en el oeste parisino

A tan solo 25 minutos de París a través del RER, Saint-Germain ofrece un verdadero cambio de aires y sabe cómo aprovechar sus numerosos puntos interesantes y su dinamismo económico: patrimonio, naturaleza y estilo de vida.
Pronto caeréis bajo el hechizo de sus calles peatonales y sus numerosas plazas al sol rodeadas de terrazas donde los jóvenes están omnipresentes.

Los amantes de las compras y de la gastronomía lo tendrán difícil para elegir entre las 800 tiendas de moda, decoración y tiendas de comestibles. Por no mencionar el bonito mercadillo que se celebra todos los domingos, martes y viernes en la plaza Marché. ¡Ambiente garantizado!

Gastronomía y vida nocturna

La ciudad cuenta con muchos lugares excepcionales donde poder comer o simplemente tomar una copa. Desde la comida casera hasta el maestro restaurador, pasando por creperías, pizzerías y otros restaurantes internacionales. ¡El estilo cosmopolita impera! La oferta es considerable y podréis dejaros tentar tanto por platos de la gastronomía francesa como por un pollo al cacao mexicano o un plato indio.

¿Buscáis ideas para pasar la noche? ¿Queréis tomar algo mientras animáis al equipo PSG? ¿Compartir un plato escuchando a un grupo de jazz? ¿Desahogaros en un concierto de rock? ¿Disfrutar de una obra clásica? ¿O simplemente mirar las estrellas a las afueras del bosque? Todo esto es posible.

Y no olvidéis probar las especialidades gastronómicas de la ciudad, como el chocolate, los pasteles Saint-Germain y Debussy o los quesos que tienen el mismo nombre.

Ocio y actividades para todos

Tendréis muchas opciones donde elegir durante todo el año en cuanto a salidas durante la semana o el fin de semana, y muchas son gratuitas. Los melómanos podrán disfrutar de conciertos en quioscos o iglesias. Si vuestro sueño es una gran bocanada de aire fresco en plena naturaleza, venid a hacer excursiones por los senderos forestales a pie o en bicicleta. ¿Os fascina la historia? Disponéis de cuatro museos y uno de los corazones más antiguos de la ciudad de toda Isla de Francia.

Y en verano, la Fête des Loges, el evento al oeste de París, os espera con vuestra familia o amigos para vivir experiencias espectaculares y divertidas.

Habéis entendido bien, Saint-Germain tiene muchas atracciones que os encantarán, todas ellas cerca de la capital.