Finca de Marly: en la intimidad del rey Sol - Saint Germain Boucles de Seine

Finca de Marly: en la intimidad del rey Sol
Deux entrées sur l'avenue des Combattants dont une entrée pour les voitures
Deux entrées sur la Côte du Coeur-Volant (78430 Louveciennes)
78160 Marly-le-Roi

01 30 83 78 00

«Sire, Marly», esta era la fórmula que se debía pronunciar si uno quería formar parte de los pocos privilegiados y adentrarse en la privacidad de Luis XIV, en Marly-le-Roi.

En la primavera de 1679, el rey Sol creó en Marly una obra maestra de la arquitectura y los jardines franceses del siglo XVII. El rey pretendía crear a la vez un palacio de recreo y un lugar de retiro, lejos de la corte.
Situada en un valle pequeño encajonado, la residencia real solo puede verse una vez cruzados los límites de la finca. Se encuentra oculto en el bosque, cerca del pueblo de Marly. El arquitecto Jules Hardouin Mansart fue el encargado de llevar a cabo las obras, quien realizó una finca compuesta por varios pabellones dispuestos a lo largo de dos principales ejes de perspectiva. En el centro, un pabellón daba la bienvenida al rey y a su familia, frente a él, a ambos lados de un espejo de agua, doce pabellones recibían a los invitados.
Estas obras duraron más de cinco años. La primera visita de Luis XIV tuvo lugar en noviembre de 1683, y se alojó por primera vez en 1686.

Debido a la proximidad del Sena, abundan las capas y los chorros de agua en Marly, gracias a la famosa y colosal «máquina» dispuesta en el río, obra maestra de ingeniería hidráulica de la época, realizada a partir de 1682, cuya abducción de agua empezó a estar operativa en 1685. La cantidad de agua permitía al rey producir cascadas, cosa que no podía hacer en Versalles. De este modo, se creó La Rivière (1696-1697), una gigantesca cascada con decoración de mármol situada al sur del pabellón real; y La Cascade campestre, instalada en el bosquecillo de Levante (1701). Al norte, se construyó un abrevadero monumental (1698-1699) para hacer las veces de puerta de entrada simbólica al pie de los jardines donde todavía existe en la actualidad.

Además de Jules Hardouin-Mansart y Charles Le Brun, los mejores artistas participaron en el encanto de este lugar. Sus obras pueden verse ahora en el patio de Marly del Louvre.
La riqueza de estas aguas, junto con la de los edificios y jardines, hacen del lugar, según los contemporáneos, «el lugar más bonito del mundo».

Si bien es cierto que ya no existe la finca como tal, podrán caminar por el parque y admirar la estatuaria o dar un paseo por el gran espejo de agua.

Situación

Aperturas

Todo el año, todos los dias.
Del 1 de noviembre al 31 de marzo: de 8:00 a 17:30.
Del 1 de abril al 31 de octubre: de 7:30 a 19:30.

Apertura prolongada los sábados y domingos:
- De mediados de mayo a finales de agosto: hasta las 21:30.
- De principios a mediados de septiembre: hasta las 20:30.

Activación de los chorros de agua del parque.
- El Jet du Grand Miroir se activa todos los domingos de abril a septiembre: de 16:35 a 17:00.
- El Grand Jet se activa el tercer domingo del mes, de abril a septiembre: de 16:30 a 17:00.

Tarifas

Acceso libre.

Opinión

Ninguna opinión de momento

Dejar una opinión

Visitas imprescindibles