Venid a conocer la localidad de Marly

Venid a conocer la localidad de Marly
78160 Marly-le-Roi

01 30 87 20 63

Marly-le-Roi le debe su notoriedad a Luis XIV, quien construyó aquí su residencia campestre. Varios fueron los artistas que vinieron hasta aquí en el siglo XIX para buscar la calma y la inspiración. La localidad y sus pintorescas callejuelas siguen seduciendo al visitante en la actualidad.

Salida: punto de información de Marly-le-Roi

Grande Rue, n.° 41: esta hermosa propiedad estuvo ocupada hasta los años 70 por el hotel-restaurante Au Roi Soleil. Pierre Bourdan, antiguo locutor de France Libre en la radio londinense, estuvo alojado en esta residencia, lejos del bullicio de París. N.° 46: en otros tiempos, se alzaba en este lugar el palacete del conde de Toulouse (por el nombre del hijo legítimo de Luis XIV y Madame de Montespan).
N.° 39: tiendas remodeladas del siglo XVII y XVIII. Entre la calle Madame y la avenida Combattants, había tiendas y viveros reales. Calle Madame: esta calle nos recuerda a la princesa del Palatinado, segunda esposa de Felipe de Orleans, hermano de Luis XIV, la cual disfrutaba de sus estancias en Marly.
N.° 6: en esta casa arrestaron en julio de 1926 a Alexandre Stavisky, uno de los mayores estafadores del siglo XX.

Etapa 1: la plaza de la Vierge
Conocida en otra época como el «carrefour d’en bas» (cruce de abajo), esta plaza estaba situada cerca del corazón de Marly le Bourg. La estatua de la virgen evoca la iglesia de Notre Dame du Bourg, destruida a finales del siglo XVII. Enfrente se encuentra la antigua casa de Pourvoyeurs du Roy, dependencia del castillo.
Cerca de la plaza, en la calle Pasteur, n.° 5, se sitúa la Maison de la Blanchisserie del castillo, otra dependencia real. Todavía hoy se conserva un lavadero. El Instituto Louis de Broglie, que da a esta plaza, se construyó en 1990 sobre una propiedad en la que vivió Rachel la trágica.

Etapa 2: la plaza de Chenil
El antiguo cementerio de Marly le Bourg, anteriormente rodeado por el priorato de Saint-Étienne, por la iglesia de Notre Dame y por el Hôtel-Dieu, ocupaba parte de esta plaza. La plaza está rodeada por algunas casas antiguas, una de las cuales fue durante mucho tiempo un lugar importante para la gastronomía francesa: el albergue Au Vieux Marly. En él, su dueño, André Guillot, acogió a muchas celebridades. Enfrente del ayuntamiento hay una placa esmaltada que reproduce una pintura de Alfred Sisley, «Plaza de Chenil en Marly, efecto nieve». Esta reproducción forma parte del camino de los impresionistas, que abarca ocho municipios diferentes del meandro del Sena.
El ayuntamiento y el parque de Chenil: durante sus estancias en Marly, Luis XIV solía cazar muy a menudo en el bosque. Una vez nombrado señor de Marly le Bourg en 1693, instaló su caseta en el parque del antiguo palacete señorial, y el gran montero, señor de La Rochefoucauld, se alojó en el renovado palomar. Desde el siglo XVIII, el edificio actual ha conservado su estructura general, su armazón y los mascarones de la fachada. Adquirido por la ciudad en 1966, los servicios administrativos se encuentran aquí ubicados desde 1988.

Etapa 3: el palacete Couvé
Palacete del siglo XVIII con balcón de hierro forjado sujetado por repisas, cartuchos y mascarones. Hizo las veces de ayuntamiento desde 1846 hasta 1988. Este edificio bajo con frontón adornado por un reloj se construyó en 1894 para albergar la escuela de chicos.

Calle Champflour: en la Edad Media se podía subir desde Marly le Bourg hasta Marly le Chastel por esta calle, conocida como la calle Hôtel-Dieu.
N.° 1 bis: la casa Champflour
De la gran propiedad construida para una antigua familia de Marly-le-Roi en el siglo XVII, solo han sobrevivido las dependencias. Restaurada y habilitada, la casa estuvo ocupada por el hijo de Alejandro Dumas desde 1884 hasta su muerte, en 1895.

Etapa 4: iglesia de San Vigor
La iglesia de San Vigor se encuentra adosada al castrum, la primera iglesia dedicada a San Vigor en el siglo XI. Esta fue sustituida por orden real por la actual iglesia, consagrada en 1689 y construida por Jules-Hardouin Mansart y Robert de Cotte. Iglesia rural, aunque real, está dedicada a San Vigor y a Saint-Étienne. Su sobriedad clásica es notable. La entrada se encuentra en el flanco izquierdo, frente al presbiterio.
Luis XIV equipó generosamente esta iglesia, lugar al que vino varias veces para asistir a oficios o tedeum. Se han depositado objetos litúrgicos y pinturas en el Museo-Paseo de Marly-le-Roi/Louveciennes.

Plaza Victorien Sardou
Finca de Verduron: propiedad de Louis Blouin, primer mozo de habitación de Luis XIV en el siglo XVII. Transformada gran parte de ella, Victorien Sardou la adquirió en 1863 y mandó construir un invernadero de naranjos en ella.

Castillo Délices: construido en los siglos XVIII y XIX detrás de la iglesia. El grupo Drouot compró la finca en 1955 y hoy se ha convertido en sede regional de Assurances Axa. Hermoso conjunto de cristales que se integra perfectamente con el lugar.

Etapa 5: la Grande Rue
Espina central de la antigua localidad que conduce a la entrada del parque. Esta calle bastante empinada, a la que Luis XIV llamaba la «montagne fort raide» (montaña muy pronunciada), se pavimentó en 1690 y actualmente está bordeada por casas típicas que forman un hermoso y homogéneo conjunto. En los siglos XVII y XVIII, vivieron en ella vinicultores, comerciantes, artesanos, personal del castillo, pero también nobles, burgueses y «pícaros», que venían a jugar al «casino» del castillo. Cabe destacar los techos de tejas antiguas, los tragaluces a varias aguas y los pequeños nichos de las fachadas donde se alojaban los santos protectores.
Calle Coysevox, n.° 12: bonita casa rural con tragaluz a varias aguas que permitía la entrada del grano en el desván gracias a una polea colocada en el saledizo del techo.
Grande Rue, n.° 18: antigua casa con chaflanes y antepechos de forja, escalera interna de balaustres. N.° 19/21: palacete de los siglos XVII y XVIII de orden clásico. N.° 23: dependencias del palacete del duque de Gèsvres, gobernador de París, en piedra tallada, del siglo XVIII. Tienen una gran puerta cochera con mascarón, balcón francés de madera, del siglo XIX. N.° 27: situada en el patio, casa rural típica con balcón y galería cubierta de los siglos XVI y XVII. N.° 52: casa con tres mascarones y dos ojos de buey (dependencias del palacete de Toulouse).

Llegada: oficina de turismo.

Situación

Opinión

Ninguna opinión de momento

Dejar una opinión

Visitas imprescindibles